El Val di Funes es un pequeño pero encantador valle del Tirol del Sur que se extiende desde los majestuosos picos del Grupo de Odle, una cadena montañosa con característicos perfiles puntiagudos y casi en forma de “aguja”, hasta los viñedos del valle de Isarco.

Explorar el Val di Funes significa sumergirse en el silencio de una naturaleza en gran parte virgen rodeada por la belleza de los Dolomitas y sus picos rocosos.
Los bosques de cuento de hadas y los senderos escénicos hacen de este valle el destino ideal para los amantes del senderismo, el ciclismo de montaña y los paseos a caballo.

Val di Funes

Una auténtica perla del Valle es el Parque Natural de Puez-Odle, definido como “el libro de historia de la Tierra” por la importancia geológica y variedad de su territorio. Aquí es posible encontrar todos los tipos de rocas que componen los Dolomitas junto con muchos y diferentes paisajes característicos: desde las mesetas calizas hasta los pastos, desde las majestuosas paredes rocosas hasta las profundas gargantas y los bosques de cuento de hadas.
Una de las rutas más bellas y famosas de Val di Funes serpentea en el Parque Odle.

A pocos pasos de la…Odle.
A pocos pasos de la…Odle.

Romina Condemi

SEste es el llamado “Camino del Odle” que parte de la cabaña Zannes y con una caminata de 1 hora y 40 minutos te permite llegar al Refugio Geisleralm, más conocido como el “Refugio Odle”.
Aquí podrá disfrutar de deliciosos y también hermosos platos (muy recomendable su tabla de cortar) con una vista única.
Detrás del refugio se ha habilitado una especie de cine natural con multitud de sillones – tumbonas, pequeñas, grandes, giratorias – en las que sentarnos a disfrutar del increíble espectáculo que la naturaleza ofrece a nuestros ojos con tranquilidad.
¡Una foto aquí es imprescindible!

A pocos pasos de la…Odle.

Otro lugar emblemático del Val di Funes es la iglesia de San Giovanni in Ranui:
lo que la hace famosa es sobre todo su pintoresca ubicación en los prados de Ranui, con los imponentes picos del Odle al fondo.
Construida en estilo barroco tardío, fue construida en 1744, la iglesia es parte de Maso Ranui, una residencia medieval ubicada en las inmediaciones.
Un ciclo de imágenes en las paredes laterales del altar y en la fachada exterior está dedicado al santo patrón de la iglesia, San Juan de Nepomuk.
Otras características distintivas de la capilla son la torre de esquina ubicada en el lado noreste y la típica cúpula de cebolla coronada por una estrella.

A pocos pasos de la…Odle.Y por todas partes tanta belleza …
No es casualidad que los Dolomitas hayan sido reconocidas dersde 2009 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por la innegable maravilla del paisaje y la importancia científica de las características geológicas que dan vida a estas catedrales rocosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

Overlay Image

×
Back to Top